Buscar

Cafeticultura y reconversión de cultivos, alternativa para el agro cuetzalteco: Martínez González



Cuetzalan, Pue.- No obstante que las pérdidas por la enfermedad de la roya han sido cuantiosas en la cafeticultura, para el agro de Cuetzalan el café sigue siendo el producto que aporta mayores recursos a la economía de los productores del agro cuetzalteco, afirmó el director de Desarrollo Rural del ayuntamiento, Francisco Javier Martínez González, al advertir que su recuperación plena tardará en alcanzarse.


Por ello, considera oportuno enfocar las estrategias de recuperación económica del agro hacia la reconversión de las huertas con cultivos de alta rentabilidad, fomentar la producción de maíz, frijol y los cultivos intercalados en las huertas cafetícolas, como la canela y el cacao, además de apoyar integralmente otras ramas, entre las que destaca la producción de miel de abeja, la vainilla, y reforzar cadenas de comercialización en productos como la pimienta y el zapote mamey.

Entrevistado en vísperas del cierre de las ventanillas de registro a los programas de Recuperación del Campo Poblano, el funcionario municipal reconoció los esfuerzos que la federación, el estado y el municipio han hecho para rescatar la cafeticultura, aunque admite que falta mucho por hacer para devolverle el potencial productivo que tuvo, tanto en la economía doméstica como en la generación de divisas para el país en el mercado internacional.


Aun cuando asume que no será de inmediato, indica que la gente tiene esperanzas muy firmes en una recuperación paulatina, la que además de recobrar la productividad en las huertas le devuelva la competitividad cualitativa al café cuetzalteco, dado que, al enfrentar a la roya y los efectos de la broca, los productores cafetaleros adquieren experiencia para adaptar sus cultivos con parones más resistentes a las plagas y de alta productividad.


Pero en tanto se logra la consolidación de los avances en la cafeticultura, agrega Martínez González, a los agroproductores se le apoya para que desarrollen cultivos intercalados que en esta zona se comercializan formalmente desde 1985, como la canela y cacao. Además de coadyuvar en los mecanismos de comercialización de otros productos de mucha importancia, primordialmente la pimienta; y de otros de autoconsumo, entre los que destacan el frijol y el maíz. //Periódico Sierranorte /Sierranorte Digital.