Buscar

En seguridad pública, en Cuetzalan “no bajaremos la guardia”, enfatiza el alcalde Gerson Calixto


Cuetzalan, Pue.- Porque representa la paz y la tranquilidad de la población, el cuestiones de seguridad pública “no bajaremos la guardia”, prometió enfático el presidente municipal, Gerson Calixto Dattoli, al valorar plenamente el apoyo que recibe de la Guardia Nacional y del Ejército Mexicano para prevenir la incidencia delictiva y garantizar el desarrollo social y las actividades turísticas del municipio.


La instalación de las bases de operaciones de la Guardia Nacional y del destacamento de soldados del 70 Batallón de la Secretaría de la Defesa Nacional (SEDENA), complementa un programa integral que, desde hace más de 18 meses, aplica el alcalde para garantizar la seguridad pública de los cuetzaltecos, un compromiso de alta prioridad que, puntualiza, su gobierno ha cumplido gracias a la suma de esfuerzos interinstitucionales, especialmente de la Secretaría de Seguridad Pública de Puebla.


Al incrementar los estándares de seguridad pública la confianza de los cuetzaltecos regresó y las actividades de los sectores productivos del campo y de la zona urbana se normalizaron, un efecto que, antes de la pandemia del COVID-19, se reflejó también en las actividades turísticas que, en gran medida, son parte del crecimiento económico de Cuetzalan por la generación de divisas que generan los festivales internacionales, así como las vertientes de turismo cultural y de aventura, sintetiza el presidente municipal.


Calixto Dattoli, en apenas tres semestres realizó grandes avances con el trabajo conjunto de la sociedad, su ayuntamiento y la participación de la federación y el gobierno estatal. El blindaje creado por las corporaciones del orden para la paz y la tranquilidad de su pueblo, inició con la inclusión de este Pueblo Mágico al Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG 2019), un hecho extraordinario e importante en función de que, técnicamente, el municipio no calificaba para recibir estos subsidios federales y el alcalde lo consiguió.

En retrospectiva y sin alarmismos, porque en este tema es muy realista, dijo que cuando asumió el cargo Cuetzalan estaba hundido en la inseguridad pública, había robos, asaltos con violencia y en el municipio se vendían hidrocarburos de procedencia ilegal, una situación que impactó negativamente en la ocupación turística. Para combatir al crimen en esta grave situación le dejaron solo una patrulla. Así, Gerson Calixto, prácticamente inició de cero el desafío de prevenir los delitos y darle certidumbre, paz social y tranquilidad a la gente de su pueblo.


En un breve recuento, las metas alcanzadas por el presidente municipal y su gobierno son muchas. En 18 meses el parque vehicular aumentó de un vehículo en malas condiciones, a quince patrullas. Los uniformados recibieron capacitación y gradualmente han acreditado los exámenes de control y confianza. La corporación policíaca está mejor equipada y tiene instalaciones dignas. Se mejoró la vigilancia con motopatrullas y, recientemente, crearon el Comando Canino K9, con tres perros entrenados para la detección de drogas.


“Seguimos trabajando y hasta el final de la administración municipal que presido no bajaremos la guardia, con la única finalidad de garantizar la tranquilidad y la seguridad de nuestra población”, puntualiza Calixto Dattoli al hacer este resumen de sus logros, un cúmulo al que este año añadirá la adquisición e instalación de más cámaras de video vigilancia para reforzar, de forma integral, el programa de prevención de delitos, proximidad social y respuesta inmediata a los llamados de auxilio.


Cabe señalar que la estrategia para incrementar la seguridad pública en este Pueblo Mágico involucró a las principales comunidades y juntas auxiliares, donde se aplican cursos de proximidad social y en casos específicos se les equipó con sistemas de radiocomunicación y patrullas. Así también se reforzaron los operativos y recorridos de vigilancia con la participación del Ejército, la Guardia Nacional, la Policía Estatal, la Policía Turística y la policía municipal.

Para Calixto Dattoli la seguridad pública es una tarea conjunta. Por ello, reflexiona, es que la ciudadanía interpreta la coordinación de acciones entre las fuerzas del orden que hoy operan en Cuetzalan, como un trabajo cotidiano del ayuntamiento cuetzalteco, cuyo objetivo primordial es procurar el bien de la población. Y por los resultados positivos, añade finalmente el alcalde, es que los cuetzaltecos mantienen un alto sentido de participación en los programas, obras y acciones de su ayuntamiento. //Periódico Sierranorte /Sierranorte Digital.


  • Google+ Black Round
  • Facebook Black Round

Texto e imágenes con Derechos Reservados ®Periódico Sierranorte, Editorial Grupo Alfa 7. México. Las opiniones vertidas en columnas de opinión y artículos de colaboración son responsabilidad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial del material informativo y fotográfico sin la autorización expresa de Editorial Sierranorte. Correo: sierranorte.tez@gmail.com