Buscar

En Teziutlán, Seguridad Pública actúa con estricto apego a protocolos de operatividad preventiva

*Roberto Hernández Rangel, aclara la situación del comerciante detenido en el centro de la ciudad. "La ciudadanía debe respetar a los agentes de Seguridad Pública", dijo. En contraparte, informó que por infringir protocolos Asuntos Internos investiga a uniformados. A la fecha 80 elementos han sido dados de baja por usar la fuerza desmedida y no respetar los protocolos de actuación, explicó.


Teziutlán, Pue.- En la detención del comerciante que, en estado de ebriedad, alteró el orden público y agredió a una mujer en el mercado municipal, no se violaron los protocolos establecidos en el Bando de Policía y Buen Gobierno de Teziutlán, afirmó categóricamente secretario de Seguridad Pública municipal, Roberto Hernández Rangel, al advertir que, no obstante, el infractor está en su derecho de presentar una queja si considera que hubo alguna irregularidad.


Lo anterior lo señaló el funcionario municipal para aclarar la situación en la que se vio involucrado un comerciante del centro de la ciudad, el cual fue detenido este miércoles 12 de enero por la tarde por agredir física y verbalmente a una señora en su negocio y, posteriormente, también ofender y agredir a policías adscritos a Seguridad Pública municipal. El detenido se quejó después, en redes sociales, de abuso de autoridad.


“Es nuestra obligación atender y escuchar a todos los ciudadanos y servirles de la mejor manera, todos nuestros elementos de Seguridad Pública cuentan con la capacitación y preparación suficiente y la más mínima actuación está regulada por los protocolos debidamente establecidos por el Bando de Policía y Buen Gobierno”, adelantó Hernández Rangel, sobre el trabajo de los policías.


El secretario de Seguridad Pública municipal detalló que, en el este caso de la detención del comerciante no se violó ningún protocolo del Bando de Policía y Buen Gobierno, “los policías atendieron un llamado de auxilio que derivó en el aseguramiento del comerciante, dado que primero había agredido a una clienta y, enseguida y sin motivo alguno, agredió y ofendió a los elementos policíacos que acudieron al llamado de auxilio de la agraviada”.

Dijo que cuando existen elementos para señalar que se violan dichos protocolos de inmediato se inicia una investigación por Asuntos Internos, como fue el caso que denunció el infractor, por lo cual las investigaciones sustentadas en la evidencia de los hechos y en las declaraciones de testigos indican que nunca existió abuso de autoridad. “De hecho, no es la primera vez que tenemos quejas ciudadanas contra esta persona, que es conocida por su alcoholismo y es precisamente en estas circunstancias cuando se torna violento y agrede a las personas como sucedió en esta ocasión”, puntualizó Hernández Rangel.


Hernández Rangel señaló además que “en todo momento estamos al servicio de la población y actuamos bajo protocolos muy estrictos que si se violan tienen consecuencias, ya hemos dado de baja más de 80 elementos por no acatar los citados protocolos, pero en este caso acorde a todas las pruebas, es evidente que asiste la razón al binomio que acudió al llamado de auxilio de esta señora”.


Y puntualizó que con las evidencias y los testimoniales se podrá probar que el comerciante actuó agresivamente contra una mujer y los policías municipales. Sin embargo, ponderó el secretario de seguridad Pública de Teziutlán, el infractor tiene el derecho de acudir ante las instancias que crea conveniente para quejarse. “Por nuestra parte, tenemos todas las pruebas que lo inculpan de manera contundente; y el hecho de que use las redes sociales para victimizarse no lo exonera de faltas que cometió”, recalcó Hernández Rangel.