Buscar

En Tlatlauqui, reactivación económica bajo estricto control sanitario, anuncia Loeza Aguilar



Tlatlauquitepec, Pue.- El presidente municipal, Porfirio Loeza Aguilar, anuncia que ante la presión social para que se reabran los sectores del comercio y la industria locales, se reiniciarán actividades económicas bajo criterios de la nueva normalidad en Tlatlauquitepec, ceñidos a las disposiciones de control sanitario contra el COVID-19 decretadas por el gobierno poblano y a las indicaciones normativas de la federación.


Durante la jornada de ayuda humanitaria con dotaciones de maíz a familias de escasos recursos de las comunidades de Buenavista, La Cumbre, Chagchaltzin y La Unión, Loeza Aguilar, reconoció que el confinamiento social y el cese de actividades no esenciales deprimen la economía local y, a 100 días de padecer la pandemia del coronavirus, “hay gente que ya no aguanta” y reclaman al gobierno ceder un poco en la reactivación económica.


En el propósito de atender el reclamo de los sectores productivos sin descuidar las medidas preventivas contra el COVID-19, informó que el comercio reabrirá escalonadamente. La industria manufacturera local operará al 50% aplicando un dispositivo sanitario al personal. Y el retorno del tianguis regional de los jueves, será el próximo 18 de junio, en instalaciones cerradas bajo un estricto control sanitario, y sólo se expenderán artículos de la canasta básica y perecederos.


En esta jornada de trabajo, en la cual se distribuyeron 38 toneladas de maíz a cuatro mil familias de comunidades rurales del municipio, el presidente municipal explicó que en la campaña nacional de #Quédate en casa, la gente no ha estado desamparada. Informó que del 15 de abril a la fecha el gobierno tlatlauquense ha entregado, casa por casa, 14 mil despensas. Además, el gobierno estatal envió otros 3 mil paquetes alimentarios y de limpieza del programa #PueblaContigo.


Dijo que se han hecho esfuerzos denodados para atender la necesidad alimenticia de sectores vulnerables. Por ello, en atención a la demanda de las madres de familia, se adquirieron 38 toneladas de maíz para distribuirlas a 4 mil familias que lo requieren. Y para reforzar la ayuda humanitaria de alimentos, anunció que se distribuirán 12 mil pollitas ponedoras, vacunadas y con cuarenta días de vida para que la gente tenga huevo fresco en su mesa.


La mayoría de le gente de las comunidades vive del comercio de productos del campo y en esta temporada de fruta insiste en la reinstalación del tianguis de los días jueves para venderla, explicó Loeza Aguilar, al agregar que es un día de plaza regional muy importante donde convergen 14 municipios de la zona, razón por la cual, en la reunión de alcaldes celebrada en Atempan, planteó reiniciar sus actividades el próximo 18 de junio.


Este reinicio de actividades será planeado, bajo estrictas normas sanitarias y de sana distancia porque en su gobierno lo primordial es cuidar la salud de la población, detalló el presidente municipal al felicitar al comercio establecido y a los tianguistas por solidarse con su gobierno, para no romper la disciplina de la Jornada Nacional de Sana Distancia, del confinamiento social y del uso obligatorio de cubrebocas y gel antibacterial, de las sanitizaciones a inmuebles y del constante lavado de manos con agua y jabón.


Loeza Aguilar igualmente agradeció a los empresarios locales su respaldo, en especial al Grupo Industrial ASSA, por la iniciativa de retornar a las actividades de confección de ropa en la planta Zentrix Tlatlauquitepec, solo con el 50% de su personal y aplicar un estricto protocolo de salud entre sus trabajadores. Y añadió que esta misma disposición la tiene Industrias Citrícolas de Montemorelos, para mantener activos sus puestos de trabajo y cumplir sus compromisos mercantiles.


Esta conjunción de esfuerzos para reactivar la economía local sin poner en riesgo la salud de los tlatlauquenses, enfatiza el alcalde, demuestra que “si trabajamos autoridad y pueblo de manera conjunta podemos lograr mucho”, precisamente ante los nuevos retos que plantea la crisis sanitaria por el COVID-19 y su impacto en la economía nacional, de los cuales, advierte, nadie de manera aislada podrá superarlos con éxito.


Porfirio Loeza puntualizó que la gente de la zona urbana es la que más reciente el confinamiento social y el cierre de actividades no esenciales, y es la que está urgida de la activación de los puestos de trabajo en el comercio y la industria. En el caso de la zona rural, explica que la gente del campo tiene menos problemas de abasto, por sus cultivos, y es la que reclama la reinstalación del tianguis, para vender su fruta. Y en ambos rubros, recalca, ya se tienen avances para reactivarlos ceñidos a estrictos protocolos sanitarios. //Periódico Sierranorte /Sierranorte Digital.


  • Google+ Black Round
  • Facebook Black Round

Texto e imágenes con Derechos Reservados ®Periódico Sierranorte, Editorial Grupo Alfa 7. México. Las opiniones vertidas en columnas de opinión y artículos de colaboración son responsabilidad de sus autores. Prohibida la reproducción total o parcial del material informativo y fotográfico sin la autorización expresa de Editorial Sierranorte. Correo: sierranorte.tez@gmail.com