Buscar

La pandemia, lección histórica para que la juventud construya el futuro: Carlos Herrera



Atempan, Pue.- La pandemia del coronavirus es una gran lección, sobre todo para los jóvenes, quienes deben hacerse cargo de construir el futuro desde esta nueva realidad, reflexionó el presidente municipal, Carlos Herrera González, en una entrevista concedida días antes de que diera positivo en la prueba de antígenos del SARS CoV 2 y, voluntariamente se confinara en su casa para recibir tratamiento.


El alcalde Herrera González, señaló enfáticamente que, respecto a la inactividad social que provoca la pandemia, el grupo poblacional de los jóvenes en una edad promedio en la que no trabajan y aun no se adaptan a la educación en línea, es uno de los que mayores efectos reciente, por lo cual les hizo un llamado a aprender de estas circunstancias y tomar conciencia de la importancia papel que jugarán en la historia a corto y mediano plazos para construir el futuro con esta nueva realidad.

Es su llamado les pide a los jóvenes atempanenses que sean pacientes, que actúen con responsabilidad social mirando hacia el futuro, porque es un hecho que habrá de superarse la contingencia sanitaria, que los empleos y las actividades mercantiles, productivas y sociales se van a reactivar, al igual que la economía en general habrá de recuperarse y Atempan continuará desarrollándose y los necesitará en esta tarea.


Con todo lo que está ocurriendo en torno a la pandemia y las medidas de control sanitario, el sector social de los jóvenes recibe una gran lección, subrayó en entrevista con Sierranorte el ingeniero Carlos Herrera, al reiterarles que es un gran aprendizaje que deben asimilar pronto y aquilatarlo como su momento histórico, porque lo aprendido ahora les permitirá enfrentarse mejor preparados a los retos del futuro inmediato.


Para dejarlo bien claro, explicó que a diferencia de lo que les está tocando vivir y aprender, antes de marzo de 2020 nadie de la población económicamente activa actual de Atempan tenía idea de lo que implica enfrentar una contingencia sanitaria de esta magnitud. “Nadie de la actual generación adulta habíamos vivido una pandemia, la última fue en 1918 con la gripe española, y no hay aquí quien recuerde claramente qué pasó en ese entonces”, por lo cual ha costado trabajo adaptar esta nueva realidad en la vida cotidiana.


“Que ésta pandemia genere un aprendizaje en todos los jóvenes y en nosotros, un conocimiento que nos ayude a valorar lo que tenemos y reencauzar nuestros objetivos y metas para que en el corto y mediano plazo esa nueva realidad sea la normalidad con la que vivamos todos en el futuro, y que todo nuestro esfuerzo de ahora siga abonando a la construcción de una sociedad que va en ascenso”, postuló Carlos Herrera para recalcar que los cambios realizados por la pandemia no son reversibles. //Periódico Sierranorte /Sierranorte Digital.